lunes, 23 de mayo de 2016

EN WADIAS Nº8. MAYO-JUNIO DE 2016



Le gusta sumirse en su propia melancolía y siempre ha preferido la tristeza a la felicidad más absoluta. Su soledad es irremediable, le ayuda a componer versos que lanza sin cesar para que los demás lean, para que los demás sientan...Al mirar a su alrededor nunca deja de sorprenderse y siempre escribe lo asombroso, lo extraño, lo que es capaz de sobrevivir al tiempo; siempre lo nuevo, en lo que antes jamás había reparado. Sus creencias no van más allá de sus ojos proyectados sobre el mundo que lo rodea. Lo mira siempre y casi nunca lo comprende pero el embelesamiento que provoca ante su mirada es más fuerte que el entendimiento y la comprensión que deberían derivarse de un ser racional.
Es difícil pensar y es difícil comprender. Es gratificante mirar y admirar el mundo es vivir. Vive aferrado a sus cinco sentidos; conjugando siempre lo que toca, lo que oye, lo que ve, lo que degusta, lo que huele...rimando sentidos; explotando ante esos elementos que una vez pertenecieron a la naturaleza hasta que él los hizo suyos para siempre por la fuerza de la percepción.
Él es el poeta de árboles eternos, de caminos interminables, de flores en libertad, de la lluvia que cae desde un cielo adornado con relámpagos ensordecedores; es el poeta del perfume de las flores y de él se desprenden miles de colores azulados en noches como ésta








domingo, 8 de mayo de 2016

PRESENTACIÓN EN GUADIX DE LA ANTOLOGÍA POÉTICA " A PESAR DE SUS OJOS" DE JAVIER EGEA

El pasado viernes, 6 de mayo presentamos en Guadix la antología poética "A pesar de sus ojos" del poeta granadino Javier Egea. Fue un placer compartir mesa con Jairo García Jaramillo, encargado de hacer la selección de poemas y el prólogo del libro y con Antonio Enrique, amigo personal del poeta tristemente desaparecido. Fue una tarde de lectura de poemas, de anécdotas, de profundas reflexiones y de justicia poética ya que nos sumamos a ese proceso de revitalización de la poesía de Egea que se ha propuesto rescatarlo del olvido y del silencio. Gracias a Esdrújula Ediciones por hacerlo posible y a todos los asistentes entre los que destacaron muchos alumnos del IES Padre Poveda.