domingo, 25 de agosto de 2013

CONTIGO

Imagen: KELLY VIVANCO
Los momentos caen por los espejos distantes y sobre el calendario se alternan luces y sombras...Aprendo que la claridad gasta las maderas y las historias. El tiempo cruza el mundo en un barco que puede volar y los libros aparecen como un mecanismo de defensa navegando a través de la nostalgia y de la forma imprecisa que adquiere la tinta. Descubro dioses y fábulas que inundarán mil noches que están por ser. Medito por vez primera sobre las cosas que caben en una lámina. Cobro en movimientos para alcanzar la luna y desplazo el día hacia los bosques míticos, quedándome así con la oscuridad más alta.
Descubro mi copa seca y nuevos recuerdos que ya nacen oxidados como los trenes antiguos que se mueven sin afán. Algo me avisa de lo que va a suceder: Heridas sobre todas las metáforas, tu nombre sobre todos los fondos, tus ojos en todos los puertos y...vuelta al pasado para buscar la justa distancia entre las piedras y el agua.
Quiero algo, no sé qué; quizá un ángel que descienda para explicar lo incomprensible.
Aquella casa continúa junto al estanque.
Comienza la función.
Insinúo palabras.
Medito palabras.
Ofrezco palabras.
Yo...me quedo solo con una
Irremediablemente la palabra es "Contigo"
Principio y fin, magia y alquimia, mar y horizontes, todo y nada.
En definitiva...Otra vez vuelves a ser tú.



1 comentario:

José A. Ibarrechea dijo...

Cuando viajo, llevo siempre la palabra "contigo" en mi equipaje. Una belleza!!!!