martes, 3 de septiembre de 2013

ESFÉRICO



Distante, tímido y ausente
Contemplo el son del silencio

Está atardeciendo
Y yo, continúo aquí
Indagando en las raíces del deseo
Comprobando que un viernes puede llegar a ser enorme.

Me gusta imaginar viajes sin sombras
Y los diversos tonos que definen el mar

Pretendo que mi vocabulario sea inevitable y sincero
Así que incendio todas las palabras que provocan ruido

Las horas descienden por una pendiente blanca y humana
Levantando una estela de humo que me impide elegir
Una piedra preciosa
O la tierra más pura
O esa mirada única

Hay puertas y cristales y colinas lejanas
El baile continúa
Y parece que alguien me mira desde aquellos sueños remotos

Yo sigo aquí escribiendo sobre los rayos del sol
Sobre los sentimientos que despiertan tus caricias
Sobre esta senda que me conducirá hacia la magia de tu cuerpo

…Y componiendo himnos en voz baja
…Y admirando paraísos que parecen definitivos